1. Sus playas

La Barrosa y Sancti Petri son consideradas de las mejores playas del sur de España. Su arena fina y dorada y sus aguas cristalinas las convierten en todo un reclamo para los amantes del mar. Además cuentan con bares, chiringuitos y zonas de ocio que merecen la pena visitar.

El primer tramo de La Barrosa está más urbanizado. Tiene un bonito paseo marítimo desde el que puede contemplar la hermosa playa o acceder a los bares, chiringuitos y locales de ocio. La última zona de esta playa es la más tranquila pero también es digna de visitar ya que cuenta con urbanizaciones de lujo, complejos hoteleros de 4 y 5 estrellas , centros comerciales y el Campo de Golf  Novo Sancti petri.

La playa de Sancti Petri es más virgen pero que también cuenta con chiringuitos y en su extremo llega hasta un puerto deportivo donde se pueden practicar muchas actividades acuáticas.

2. Isla y Castillo de Sancti Petri

En la desembocadura del caño de Sancti Petri se encuentra un islote en el que según los historiadores se levantó el Templo de Hércules. En la actualidad no quedan ni los restos de aquella edificación pero en su lugar se erige un castillo que se puede visitar y en el que se celebran todo tipo de eventos culturales como conciertos, eventos gastronómicos o avistamiento de aves.

Se puede visitar libremente de martes a domingos de 11h a 18h o concertar una visita guiada. También ofrecen la posibilidad de alquilar barcos o kayaks en el puerto deportivo para ir hasta la isla.

3. Ribera del río Iro

 

La Ribera del Río Iro siempre ha sido uno de los lugares de paseo por excelencia de Chiclana. El río Iro que da lugar a esta ribera recorre toda la ciudad, separa en dos el casco antiguo de Chiclana y termina su curso en la desembocadura del Caño de Sancti Petri.  En 1965 el río se desbordó destruyendo la emblemática ribera pero pronto fue reconstruida y hoy conserva réplicas de sus más significativos monumentos.

En la zona de la Alameda del río, la ribera cobra más interés. En esta zona hay palmeras y árboles que sustituyen a los antiguos álamos. También cuenta con grandes fuentes rectangulares y en forma de estrellas. Y en recuerdo a la antigua ribera se creó una réplica del Quiosco de la Música y una pasarela que cruza el río donde antes se encontraba el Puente Chico. Pero sin duda el monumento más fotografiado es la estatua de Curro Jaramago, personaje popular de principios del siglo XX muy conocido por todos los chiclaneros.

4. Museos

 

El Museo de Chiclana

En pleno centro de la localidad, en la Plaza Mayor, se encuentra el Museo de Chiclana que también es conocido como Casa Briones por la familia que la habitó por más tiempo.

Se trata de un edificio del siglo XVIII con una fachada de estilo neoclásico civil, obra del arquitecto Torcuato Cayón. Su interior es más moderno y consta de diez salas divididas en dos plantas dedicadas a la historia de Chiclana: territorio, formación de la ciudad, periodo napoleónico, la industria, tradición, actualidad, etc.

Museo Municipal Romántico Francisco Montes “Paquiro”

En recuerdo al torero Francisco Montes “Paquiro” este museo, situado en la calle San Agustín, nos acerca al mundo de la tauromaquia con una recopilación de objetos, recuerdos y útiles taurinos de la época romántica.

5. Torre del Reloj

 

Uno de los edificios más emblemáticos de Chiclana es la Torre o Arquillo del Reloj. Esta construcción del siglo XVIII se encuentra también en el corazón de la ciudad, en la Plaza Mayor.

La torre mide unos 30 metros de altura, fue construida con la característica piedra ostionera de la zona y está adosada a las casas de la plaza. En la parte más alta de la torre hay un reloj y el cuerpo de las campanas.

 

 

Los 5 mejores lugares para visitar en Chiclana
5 (100%) 3 votes